Pues me han dicho que está grabada en Barcelona…

– Pues me han dicho que está grabada en Barcelona – Insistía Pein.

– Calla idiota, que no sabes lo que dices. ¿Cómo va a estar grabada en Barcelona si es una peli de chinos? Ainss que paciencia… –

Moisés discutía enfervecidamente con su amigo sobre el origen de la película que acababan de ver en el cine Doga, “Los Supercamorristas”.

Cartel Los Supercamorristas

– Pero mira que eres tontícola… ¡Muy fácil! Han traído a los chinos de China, pero la han rodado en Barcelona… Además muchos de los que salen no son chinos… ¡Hasta me ha parecido ver a uno de Hormilla! – Aseveraba Pein en claro desafío intelectual barra agudeza visual.

Hormilla era un pequeño pueblo muy cercano a Nájera, ciudad de nuestros protagonistas, y la idea de que alguien de dicho pueblo o incluso del propio Nájera, participara en un rodaje como aquel se antojaba, como poco, aventurada.

– Si, de Hormilla y en una película de Jackie Chan. Anda que… – Replicó Moisés irónico. – ¿Sabes Pein? Lo bueno de este verano con tanto calor es que a los que os falta un hervor lo mismo os termináis de hacer… –

No era muy normal a 15 de junio rondar los 39º y todo hacía presagiar, tal y como comentaba Roberto Cerrajería desde Radio Najerilla, que aquel verano de 1987 sería especialmente caluroso. Más incluso que la conversación que se traían entre manos ese par de amigos.

– ¡Oye Moi, no te pases ni un pelo!- Protestó airado Pein – Que te meto un tortazo que te va a sonar la cabeza a lata durante siete semanas –

– ¡ Tranki tronki, que solo es un vacile! – Moi  trató de calmar a su amigo, aunque a duras penas pudiera contener las carcajadas.

Moisés era consciente que en una batalla a tortazos contra Pedro llevaba las de perder, ya que a pesar de ser más fuerte, este último era puro nervio, y terminaría más abofeteado que la loca de “Aterriza Como Puedas”. Así que lo mejor era calmar los ánimos.

– Perdona, que iba de broma… pero eso si, sobre “Los Supercamorristas”… ¡ni es Barcelona ni sale nadie de Hormilla fijo! ¡Y me apuesto lo que quieras! – Reafirmó Moisés.

– Mira, listo, hay está Santosky. Vamos y le preguntamos, y si llevo razón me quedo con la pegatina de tu Bollicao, por bocazas. – Concluyó Pein, dando por zanjada la conversación.

Bollicao, la merienda de una pieza
¡¡Esta era la auténtica merienda de una pieza, y no la fruta!!

Santiago, al que le gustaba hacerse llamar Santosky, era un joven najerino tres años mayor que nuestros protagonistas, muy aficionado al cine y, como no, a los videojuegos. Alto, extremadamente delgado, un pelín desgarbado y con un importante punto friki.

– ¿Que pasa chavales? ¿Ya habéis fundido la paga en “Ciriaco”? – Preguntó Santiago al ver llegar a la pareja.

“Ciriaco” era el salón de máquinas recreativas más famoso de Nájera, punto de encuentro de la juventud y almacén principal de monedas de cinco duros de La Rioja.

– Hoy no, que hemos ido al cine, y cincuenta pelas no dan para tanto… – Replicó un resignado Pein.

– Tenemos una duda sobre la peli, Santiago – Comentó Moi.

– Santosky, llamadme Santosky si no os importa – Replicó Santiago con aire condescendiente mientras miraba su reloj. Al ver la hora su rostro arrojó un claro gesto de inquietud que a nuestros protagonistas paso desapercibido.

– Santi…Santosky… – Moi tomó aire mientras preparaba la pregunta – Pues verás, venimos del Doga, de ver la peli “Los Supercamorristas”, de unos repartidores de comida que en vez de comida reparten “galletas”, je,je, ya me entiendes, “galletas”- Explicaba mientras simulaba vertiginosos golpes con las manos extendidas – Vamos, que preparan unas “ensaladas” de tortazos y patadas… repartidores de comida, si, si, como reparten… je,je,je, … es de kárate, con chinos por dentro, y tienen que rescatar a una tía que esta como un queso, y entonces….

– ¿A QUE ESA PELI ESTA RODADA EN BARCELONA? ¿A que si?? – Interrumpió bruscamente Pein al ver que Moi se enrollaba más que el cable de los Walkman. Pein sin embargo era como los preadolescentes delante de un espejo, iba al grano.

Santosky sonrió. Evidentemente conocía la respuesta. Como no. Antes de visionar una película devoraba toda la información de la misma que pudiera obtener de las revistas especializadas. Era un cinéfilo de pro. Consultaba las carteleras de los cines de la cercana capital, Logroño. Veía todas las películas del Cine Club Hexágono, un club de cinéfilos najerinos, y devoraba cualquier información disponible en los periódicos locales. Precisamente “Los Supercamorristas” era de las últimas películas que había disfrutado.

Cine Club Hexágono de Nájera

– Si, lleva razón Pein. – Contestó mientras se dirigía a Moisés – Aunque te suene raro, la peli está rodada en Barcelona. – Respondió.

– ¡Toooma gooma! ¡Este cromo es “pal” nene! – Pein en un rápido gesto que sonó a látigo le “levantó” el cromo del Bollicao que estaba deleitando Moisés, casi arrancándole de las manos el chocolateado postre.

Cromo holográfico Bollicao
Estos cromos holográficos nos fascinaban. El personaje ya no tanto.

– Y os voy a decir más, algo que seguro os encanta. – Santiago captó la atención de nuestros protagonistas – Han hecho un videojuego basado en esa peli. Un videojuego de kárate que lo flipas. Kung Fu Master.

– ¿Kung Fu Master? – Replicaron ambos amigos al unisono.

Kung Fu Master

En aquellos años cualquier videojuego o película con kárate, tetas o ninjas era como un programa de Jorge Javier Vázquez. Éxito seguro aunque fuera un truñaco infumable. Kung Fu Master fue uno de los más memorables, y era realmente bueno.

– Si, la recreativa se iba a llamar Spartan X, que es el título original del juego y peli, pero fuera lo han llamado Kung Fu Master. Cosas de chinos.- Aclaró a la estupefacta pareja haciendo alarde de sus cultivados conocimientos sobre el tema.

–  Y lo más importante… –

– ¿Que es lo más importante? – Exclamó Moi.

– Que la máquina… ¡La han puesto en el bar Choquita! – Concluyó Santiago.

Pein trató de salir corriendo como una centella al conocido bar najerino Choquita con la intención de descubrir tan fabulosa recreativa.

– Espera un momento Pein, no tan rápido… – Protestó indignado Moisés, que agarró a su amigo por la camiseta de ColaCao 86, evitando la fuga.

MundoBasket España 86

Estaba a punto de perder un preciado cromo holográfico del Bollicao por una absurda apuesta y lógicamente no lo iba a permitir.

– Santiago…o sea… Santosky – Corrigió rápidamente ante el ceñudo gesto de su interlocutor – una pregunta más ¿A que en la película no sale nadie de Hormilla?

– ¿De Hormilla? – Santiago no pudo evitar contener una carcajada. – Que va, ¿Cómo va a salir alguien de Hormilla?

En un rápido movimiento Moi recuperó su cromo de la misma manera que le había desaparecido, dejando a Pein sin su preciado trofeo y como Franco Battiato, con un palmo de narices.

“Aquí andamos, buscando un centro de gravedad permanente… ¡Que cosas!”

Pero Santosky no había terminado su relato, ya que les aguardaba algo realmente misterioso, casi paranormal, a nuestros entrañables protagonistas.

– De Hormilla no, pero…. de Nájera si. – Comentó bajando el tono de voz.

Había llegado el momento de compartir un raro misterio.

– …aunque no lo creáis, en los Supercamorristas sale un tío de aquí. – La conversación adquirió un tinte más inquietante – …y lo más alucinante, ¡los tres lo conocemos muy bien! –

– No flipes, Santiago… digo…Santosky, que somos pequeños ¡pero no somos tontos! –

– Bueno, Moi, en tu caso solo se cumple lo de pequeño… – Le devolvió Pein el envite inicial del hervor. – Pero Santosky, ¿Cómo va a salir alguien de Nájera en la peli? ¿Y encima un conocido? – Preguntó con un claro tono irreverente, ya que consideraba que Santiago les quería tomar el pelo y les pretendía, como vulgarmente se decía entonces, “meter miedo”.

Santosky miró a ambos lados de la calle cerciorándose de que no existían ojos ajenos espiando, y seleccionó un sobre ocre de entre las hojas de un amplio block de notas con fotogramas de películas. Lo abrió con suma delicadeza y extrajo una fotografía, mostrándola a la pareja no sin cierto temor.

– Se que os va a parecer raro, pero, esto es un fotograma original de la película “Los Supercamorristas”. Fijaros por favor en el personaje de la izquierda. –

Ambos amigos miraron recelosos la fotografía, pero sus ojos se abrieron como platos cuando reconocieron al extraño personaje.

– Pero que diablos… ¿Ese de ahí no es…? – Exclamó Moi

– ¡Jode, si! ¡Es él pero como si fuera más mayor! – Interrumpió Pein completamente desconcertado. –

 

– ¿QUE HACE AHÍ TOÑO? ¿Cómo puede salir en “Los Supercamorristas”? Joooder…Ostras, ¿Y por qué está tan mayor? – Un atolondrado Moi no salía de su asombro mientras se le acumulaban los interrogantes.

– ¡Y en Barcelona…! ¡Si lo más lejos que ha salido Toño ha sido a Uruñuela con su primo Guillermo en bicicleta! – Peín en ese momento se encontraba fuera de si, gesticulando como un loco –

Toño era con diferencia el más friki de la cuadrilla. Amigo inseparable de Moisés y Pein. Un apasionado de los ordenadores, de la electrónica y de la pesca de “bobas” en el Najerilla con miga de pan. Vivía la tecnología tan intensamente como sus escasos ahorros podían permitirle en aquellos años.

– A ver, seamos racionales. Igual es un pariente que tiene allí y se parece mucho a él…- El cerebro de Moisés buscaba una respuesta lo más lógica posible a tan extraña imagen.

– Yo había pensado también eso, Moisés, pero todo es mucho más raro y complicado. – Con cada frase que lanzaba Santiago generaba aún más inquietud – El sobre lo encontré en la puerta de mi casa. Lo más extraño… – Hizo una pausa que se antojó eterna mientras tragaba saliva – … en la solapa estaba escrita la fecha y hora exactas de este encuentro con vosotros, y justo en este lugar. –

– Pero que dices Santiag… Santosky, ¡copón con tu mote! ¡Esto me da mucho miedo!¡Me estoy acojonando! – Exclamó con voz entrecortada Moisés que revisaba tembloroso la foto buscando algún sentido al misterio.

– Y no se queda ahí la cosa. – Continuó relatando Santiago- Lo más intrigante, junto a la foto, una nota, un mensaje aparentemente para nosotros. Prefiero que la veáis ya que a mi me da escalofríos leerla… –  Aseveró mientras acercaba un pequeño papel extraído del sobre –

Amigos, sois gente muy especial para mi y os echo de menos.
Tanto, que hablaré de vosotros en el futuro.
Daré a conocer vuestras andanzas al mundo entero a través de un blog.
Ya lo entenderéis. Y si no también.
Sed Buenos.

Firmado:
Toño.

Los tres amigos se encontraban completamente desconcertados, aturdidos por el cúmulo de preguntas que invadían su mente en ese preciso momento.

Eran muchas casualidades; el encuentro, la foto de la película… sin obviar el sorprendente parecido de su amigo Toño con el personaje de la imagen pero como si los años se hubieran amontonado en él. El mensaje de aquella nota… y, maldita sea, ¿Que diablos era un blog?

Pein no pudo evitar dar un respingo mientras revisaba en detalle la foto.

– ¡Ostras! Pero… Pero…. Jode, si la tía de atrás no es la prota de la peli…. si es… ¡Sabrina Salerno! –

¿La de Boys Boys Boys?

¡PERO QUE CABRÓN!!!

Antonio Hermoso

Informático Ochenter, 1/3 de LaDinamo.com y músico, teatrero & humorista aficionado. En mi infancia no comí dulces ni chucherías ya que lo gaste todo en las recreativas. Desde siempre me han apasionado los videojuegos, y sobre todo saber como se creaban, como estaban programados, y esa inquietud me ha llevado a mi profesión actual. Juego Favorito: Bump And Jump

Seguro que tienes muchas cosas que contar... ¡No te cortes!