¡Estamos en RetroInvaders!

¡El blog Nájera Retrogames ha sido incluido en RetroInvaders!

¡¡Atiende Páharo!! Si te interesa este mundillo, fundiste muchas monedas jugando en las recreativas o perdiste media juventud cargando juegos en cinta de cassette… no dejes de visitar RetroInvaders.

Pues eso hamijos, que desde hace unas semanas, las publicaciones de este blog también las podréis encontrar en la web RetroInvaders.

RetroInvaders es un portal conformado por una red de blogs dedicada exclusivamente a los juegos retro y retro informática, con un amplio número de participantes  y contenidos, convirtiéndose a día de hoy en el portal más completo de retroinformática a nivel nacional.

El portal RetroInvaders está creado y administrado por José Zanni, un experto en retroinformática, y lo ha convertido en un punto de encuentro e información de este maravilloso mundo.

En el portal podrás encontrar de todo (algunos hasta novia), informarte de noticias, eventos, concursos, vídeos, juegos, podcast, revistas, libros, etc… Todo lo relacionado con el sector tiene cabida.

¡IMPORTANTE! Si tienes un blog sobre temática retro, también puedes formar parte de RetroInvaders, desde la sección contacto

¡No dejéis de visitarla!

retroinvaders2www.retroinvaders.com

 

 

najeraretrogames

Antonio Hermoso. Najerino aficionado a las máquinas recreativas, publicista y diseñador web.

4 comentarios en “¡Estamos en RetroInvaders!

  1. ¡Estas máquinas sí que son la antesala de las actuales máquinas recreativas! Aquí es donde aprendimos antes de ir a los bares a viciarnos a las tragaperras 🙂 Viva los retroinvaders y todas las máquinas Arcade!!

    1. Gracias por comentar, Jorge, aunque no estoy de acuerdo contigo. Somos mayoría los que no jugamos a las tragaperras a pesar de haber fundido la paga en las recreativas, y no tienen nada que ver. Vas a comparar la diversión de jugar al Pacman con la sensación de tirar cinco duros a un desagüe. (creo que duraban más los cinco duros cayendo a un pozo que el tiempo que tardaba en comerselos una “cirsa”). Aparte de todo ello, trabajé en un bar y vi el daño que podían hacer dichas máquinas.

Seguro que tienes muchas cosas que contar... ¡No te cortes!